Notijenck

Notijenck
Novedad 

El Instituto Nacional de Vitivinicultura adquiere un Shimadzu MultiNA para identificación varietal en vid

Jenck puso en marcha un Sistema de electroforesis por microchip para análisis de ADN/ARN que será utilizado para el desarrollo de un banco de datos a partir de plantas de origen indudable

El Instituto Nacional de Vitivinicultura adquiere un Shimadzu MultiNA para identificación varietal en vid

La segunda semana de diciembre el equipo de Aplicaciones de Jenck, dirigido por el Dr. Fernando Iñón, puso en marcha en el Laboratorio de Biología Molecular del Instituto Nacional de Vitivinicultura un sistema para análisis de ADN/ARN Shimadzu MCE-202 MuliNA.

El proyecto de identificación varietal en vid por técnicas de biología molecular, para el cual fue adquirido este instrumento, tiene como objetivo el desarrollo de un banco de datos a partir de plantas de origen indudable y del uso de marcadores moleculares (microsatélites) que puedan ser utilizados para la identificación de variedades de alta calidad enológica y de gran importancia en la vitivinicultura argentina. Esto permitirá a viveros y productores locales asegurar la identidad genética de sus materiales. Además el mismo instrumento permitirá la detección de enfermedades en Vid a través de la evaluación del material genético de los virus.

Sistema de electroforesis por microchip para análisis de ADN/ARN MCE-202 MULTINA instalado en el Laboratorio de Biología Molecular del Instituto Nacional de Vitivinicultura

La Lic. Luciana García y Lic. Carolina Chiconofri, investigadoras del laboratorio de biología molecular del INV, explicaron que “se tomarán muestras de las hojas cuando recién estén brotando, porque es el momento de mayor presencia de ADN. Con estas muestras de plantas certificadas de origen indudable, se hará un banco de datos. Esos datos serán luego comparados con las muestras que nos vayan llegando. Para poder determinar, por ejemplo, si una determinada planta es Malbec, el resultado del análisis debe tener una correspondencia entre los marcadores característicos de la variedad del 100%”.

Además, el INV podrá estudiar con exactitud “hasta cuándo podemos encontrar rastros de ADN en un vino ya elaborado, para determinar si el varietal declarado por el productor es genuino. Sabemos que en el momento de la fermentación todavía podemos encontrar ADN, pero probablemente luego de un período de guarda ya no se pueda identificar”, aclara la Lic. Raquel Gargantini, jefe del Departamento de Normas Analíticas especiales.

Más información sobre Shimadzu MCE-202 MultiNA en la página del producto

Comentarios

Quizás te interese