Notijenck

Notijenck
Nota 

¿Qué hay en los cigarrillos electrónicos?

En una investigación reciente, la corporación Restek identificó una metodología sencilla para la comparación simple de líquidos de cigarrillos electrónicos usando GC-MS y GC-FID.

Siendo una alternativa a fumar tabaco, los cigarrillos electrónicos funcionan vaporizando un líquido que luego es inhalado por el usuario. A pesar de que solo están disponible para el mercado desde hace pocos años, se cree que los cigarrillos electrónicos son más seguros y menos nocivos para los consumidores en comparación con el tabaco.

Como todo mercado regulado, la producción de cigarrillos electrónicos trae aparejados requisitos legales para garantizar que los productos sean seguros para el consumo humano, en donde la investigación de Restek será de gran utilidad para el control de calidad de los productores de los líquidos a vaporizar. Una de las principales atracciones de estos líquidos es la variedad de sabores que los usuarios pueden seleccionar en comparación con el tabaco, lo que ha llevado a una mayor investigación y desarrollo para crear sabores que van desde el pastel de manzana al refresco de uva.
Un cigarrillo electrónico típico contiene humectantes (propilenglicol [1,2-propanodiol] y / o glicerina), aromatizantes y nicotina.

Aunque ha habido un pequeño número de estudios que analizan compuestos orgánicos volátiles (VOC) y compuestos orgánicos semivolátiles (SVOC) en líquidos, estos a menudo han requerido técnicas muy especializadas. Usando el método de Restek, cualquier laboratorio podrá analizar el líquido usando GC-FID y GC-MS con desorción térmica (TD).

¿Qué hay en los cigarrillos electrónicos?

El estudio ensayó cuatro de las principales marcas de cigarrillos electrónicos, analizando contenido de nicotina, impurezas en la solución e impurezas en el vapor. Se utilizó un GC-FID que utilizaba hidrógeno como carrier para evaluar los niveles de nicotina, en línea con el estándar de nicotina trazable del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST). Los resultados analizados se compararon con el contenido de nicotina indicado en el envase.

Las impurezas en la solución se analizaron usando GC-MS mientras que las impurezas en el vapor se cuantificaron usando TD acoplado con un GC-MS.
Los resultados del análisis de nicotina mostraron que todos los vendedores declararon una menor concentración de nicotina en su envase, en comparación con las concentraciones encontradas en el análisis GC-FID. Estas diferencias de nicotina detectada en comparación con la nicotina establecida oscilaron entre 0,6 mg / ml y 5,7 mg / ml, según el fabricante.

El análisis GC-FID también mostró que el etanol estaba presente en los líquidos de las cuatro marcas de cigarrillos electrónicos, un ingrediente que no figura en la lista de ninguno de los proveedores y que no se ha introducido en la muestra en el laboratorio al ejecutar muestras de control.

iLink

El análisis de impurezas de las soluciones también identificó 64 compuestos al analizar una de las marcas de cigarrillos electrónicos. Se confirmó que muchos de estos eran los diversos componentes de los sabores del cigarrillo, pero 36 no se pudieron identificar y por lo tanto, no se dispone de información sobre la naturaleza o estos compuestos.
El análisis del vapor encontró 18 compuestos además de los 64 encontrados en el líquido. Entre estos 18 compuestos adicionales se encontraban el formaldehído, acetaldehído, acroleína y xilenos, así como varios siloxanos. La presencia de formaldehído, acetaldehído y acroleína es importante porque estos compuestos son tóxicos para el cuerpo humano.

La razón por la que estos compuestos están presentes en el vapor y no en el líquido es que probablemente se generan a través del proceso de vaporización del líquido ya que se sabe que la pirólisis de la glicerina produce los tres compuestos.

De esta investigación se desprende que, aunque varios estudios han demostrado que los cigarrillos electrónicos son una alternativa más segura que los cigarrillos tradicionales, los componentes de los cigarrillos electrónicos contienen algunos compuestos nocivos y los efectos del uso a largo plazo de estas sustancias en el cuerpo humano aún no están completamente estudiados.

Este estudio demuestra que es posible el uso de hidrógeno como alternativa al helio para el análisis GC-FID. Aunque el helio ha sido utilizado como el gas carrier de elección durante varios años, debido al costo creciente, el suministro incoherente y poco confiable, muchos laboratorios están buscando cambiar a gases carrier alternativos como el hidrógeno o el nitrógeno.

Fuente: hhttp://www.peakscientific.com/

Comentarios

Quizás te interese