Notijenck

Notijenck
Nota 

¿Cómo las compañías alimenticias miden el color para elaborar productos superiores?

El adagio dice que primero comemos con los ojos. La industria alimentaria invierte una importantísima cantidad de horas creando los tonos ideales que vemos cuando abrimos los paquetes

Cada uno, desde el chef hasta el departamento de marketing, quiere que los alimentos se vean atractivos y uniformes, pero los especialistas del color entienden cuánto más implica asegurar que una botella de refrescos lleve las tonalidades que caracterizan a la marca. El control de color en la industria de alimentos es un proceso detallado que incluye desde el test de cocina hasta la línea de producción final y puede determinar cómo un producto es recibido en el mercado.

Un ejemplo claro de la importancia de la medición del color en la industria alimenticia es la medición de color de la mantequilla de maní. La mantequilla de maní es uno de los tantos productos regulados por el departamento de agricultura de los Estados Unidos (USDA), y el color final del producto es un componente importante de la calificación final que cada muestra recibe. Las normas del USDA incluyen la luz, condiciones, aplicación de producto, y otros detalles menores que deben mantenerse en cada inspección de partida, y se proveen muestrarios de cartas similares a las muestras de pintura que se deben tomar como modelos de comparación. Medir el color de la mantequilla de maní implica crear el montaje perfecto, y esperar que los inspectores del ensamblaje coincidan en las variaciones mínimas de marrones y tostados- tarea que puede consumir mucho tiempo y dinero. Y si la partida varía, se pierde toda la tina.

¿Cómo las compañías alimenticias miden el color para elaborar productos superiores?

Los colorímetros han alivianado la tediosa tarea de la industria alimenticia y han permitido a los fabricantes escanear los productos en forma rápida y simple, en diferentes etapas del proceso y así saber instantáneamente si el color de la muestra cumple con la tonalidad que estaban buscando. Los nuevos productos pueden inclusive cargar las especificaciones de la USDA en el instrumento, haciendo la medición de color de la mantequilla de maní un proceso simple.

Las panaderías también utilizan colorímetros para el control de color, desde galletas hasta panes de hamburguesas, y así mantener las tonalidades doradas correctas. Para evitar que los trabajadores en la línea de producción sólo confíen en sus ojos para la medición de color y en una foto de un color ideal, las unidades portátiles de fácil uso permiten a las compañías establecer el color preferido en el equipo y rápidamente saber si los productos en la línea de producción cumplen con los requisitos.

Los colorímetros son ideales para ayudar a los fabricantes a asegurar que sus productos tengan el atractivo deseado. Inclusive pueden ayudar a seleccionar productos maduros o que hayan comenzado a estropearse. Al igual que con la mantequilla de maní, estos instrumentos pueden ayudar con el sistema de calificación establecido por el USDA y otros estándares como café, papas fritas, y tomates.

Estos instrumentos tienen el poder de ahorrar horas de monitoreo en la industria alimenticia en un simple paso, permitiendo a los consumidores alrededor del mundo disfrutar de sus compras a primera vista.

Escrita por Arturo Muñoz - Gerente de Ventas para América Latina de Konica Minolta Sensing Americas (http://sensing.konicaminolta.com.mx/)

Hay un error en el link al producto

Comentarios

Quizás te interese